• 414-281-3444

Terapia con ventosas ¿Qué pasa con el vaso?

 

Las ventosas ganó popularidad durante los Juegos Olímpicos de verano cuando vimos hematomas circulares en todo el cuerpo de Michael Phelps en 2016. Entonces, ¿fue solo una moda pasajera o sigue siendo un tratamiento relevante? Las ventosas tienen una larga historia con referencias al antiguo Egipto. Se utiliza en todo el mundo como tratamiento para una diversa variedad de dolencias, con muchas técnicas diferentes.

En el ámbito de la fisioterapia, utilizamos las ventosas para ayudar a estirar los músculos y tejidos debajo de la piel. El tirón causado por la ventosa brindara una mayor fluidez para transportar la sangre a esa área para abordar la tensión y el dolor muscular.

Hay muchos tipos diferentes de vasos, pero generalmente se usan vasos de plástico o silicona en la clínica de fisioterapia. Estos utilizan la presión de aire para tirar de la piel hacia el interior del vaso. A medida que la piel, los músculos y tejidos subyacentes se empujan hacia arriba, la sangre se mueve hacia la superficie liberando adherencias y puntos gatillo en los músculos, además de enviar más oxígeno al área para promover la curación. Los vasos existen en muchos tamaños diferentes para permitir tratamientos en cualquier parte del cuerpo.

La ventosa es un gran complemento de la terapia tradicional, ya que ayuda a disminuir la tensión muscular, el dolor y mejora la movilidad de los tejidos para permitir una mayor amplitud de movimiento. Existen diferentes técnicas que se pueden utilizar con la terapia de ventosas; por lo general, las ventosas se colocan sobre el área del dolor o tensión y se dejan en esa área entre 5 y 10 minutos.

Además, las copas se pueden colocar en las áreas de tensión, y después la persona puede ejecutar movimiento restringido o doloroso. Mientras la copa está en su lugar, estira los tejidos en todo el rango de movimiento y, a menudo, permite que el individuo pueda realizar el movimiento mejorado con menos dolor, lo que facilita hacer patrones de movimiento correctos.

Por último, las copas se pueden colocar y luego mover en diferentes direcciones, mientras se mantiene el tirón a lo largo del músculo, esto es especialmente útil para estirar grupos de músculos más grandes o abordar áreas grandes adoloridas. Cualquiera que sea la técnica de tratamiento, las ventosas se han utilizado durante muchos años para ayudar a mejorar la movilidad y promover el retorno a los movimientos normales. Son un gran complemento de la terapia para disminuir el dolor y la irritación con actividades de la vida diaria normal, así como con actividades deportivas y recreativas.

 

 ¡Contáctenos para programar una cita o una consulta gratuita hoy!

414-281-3444